Usain Bolt: «Bajaría de 9.50 con las nuevas zapatillas»

Usain Bolt: Bajaría de 9.50 con las nuevas zapatillas record 9.58

El hombre más rápido de la tierra alimenta un debate acerca de las zapatillas que empieza a perpetuarse en el atletismo del más alto nivel

Entre los cientos de debates que existen en el atletismo, expandidos desde los registros hasta las pistas, hay uno que parece perpetuarse. Es acerca de las zapatillas, y Usain Bolt se ha encargado de que vuelva a coger una gran importancia debido a los nuevos modelos de zapatillas de pista.

Según recoge The Guardian, Usain Bolt, el hombre más rápido de la historia del atletismo, cree que con las conocidas como «Super Spikes» reventaría todos los cronómetros: «Bajaría de 9.50 segundos». Es decir, un registro soñado, esa barrera que nunca jamás ha sido tocada y que es una de las marcas imposibles en la historia del atletismo. El jamaicano fijó su récord en 9.58 en Berlín, y jamás se ha vuelto a rozar ese registro.

Además, Bolt también dice al medio británico que él no está preocupado por una posible pérdida del registro porque no tiene forma de poder evitar que ocurra. «No puedo protestar y afirmar que es ilegal. Si World Athletics decide que es legal… No puedo hacer nada. Las reglas son las reglas. No estaría contento, claro, pero es una de esas cosas que ocurren», define.

El conflicto con las nuevas zapatillas

Las declaraciones de Bolt echan leña al fuego de un debate que no parece tener final. Las grandes corporaciones de zapatillas siguen invirtiendo ingentes cantidades en hacer modelos cada vez más ligeros, con materiales más sofisticados y pudiendo adaptarse a los atletas a la perfección.

Así, los asaltos a marcas que antes se antojaban imposibles van a tener un componente claro y polémico con los materiales. El mejor ejemplo fue Eliud Kipchoge y su marca de 1:59:40 en el reto INEOS de Viena, pues contaba con unas zapatillas que fueron prohibidas por World Athletics.