Sebastian Coe: «En cierto sentido, Tokio 2020 recuerda a México 68»

Ante cinco periodistas españoles de Cadena Ser, Colpisa, El País, As y MARCA, Sebastian Coe responde a las preguntas en uno de los reservados del Estadio Olímpico de Tokyo entre las sesiones de la mañana y la tarde del miércoles. Se muestra optimista de todo lo que está ocurriendo. "Estoy muy contento de cómo están yendo las cosas. Los atletas están teniendo un comportamiento fuera de serie, más teniendo en cuenta las circunstancias tan díficiles que han acontecido hasta llegar aquí",

El presidente de World Athletics disfruta apasionado de las grandes demostraciones atléticas en el estadio.

Ante cinco periodistas españoles de Cadena Ser, Colpisa, El País, As y MARCA, Sebastian Coe responde a las preguntas en uno de los reservados del Estadio Olímpico de Tokyo entre las sesiones de la mañana y la tarde del miércoles. Se muestra optimista de todo lo que está ocurriendo. «Estoy muy contento de cómo están yendo las cosas. Los atletas están teniendo un comportamiento fuera de serie, más teniendo en cuenta las circunstancias tan díficiles que han acontecido hasta llegar aquí»,

¿Cree que estamos ante una generación de nuevos atletas?

Sin duda que hay una nueva generación de grandes atletas. Yo nunca he sido más optimista. En las pruebas del martes por la noche, mirases donde mirases, ya fuese a la pista o a los concursos (coincidió la final de 200 metros femenino, con el salto con pértiga y el lanzamiento de martillo femenino) estabas ante un acontecimiento extraordinario. Y eso que los horarios de la mañana no han favorecido algunas pruebas. Por ejemplo la longitud femenina. Es más dificil saltar por la mañana y las marcas se movieron en torno a 6,90, un solo salto en 7,00…

Una de esas atletas de nueva generación es Christine Mboma, la gran historia de la carrera de 200 por su destierro del 800 por hiperandrogenismo. ¿Es una de sus grandes preocupaciones ese tema?

Para mí la historia del 200 es la de Elaine Thompson. No quiero rehuir el tema que plantean. Lo primero que quiero decir es que World Athletics está obligado a velar por la integridad de la competición. Yo no soy un científico y tengo mis asesores. Y los científicos, en unos estudios que comenzaron en 2019, que no han durado tres o cuatro semanas, entendieron que este tipo de anomalía concede ventaja en las pruebas de 400, 800, 1.500 y la milla. Pero nosotros no queremos sacar a la gente del deporte y por eso se le ofrece la oportunidad de que puedan correr 200 metros o menos distancia o 5.000 y más distancia. ¿Qué ahora se ven estos resultados en 200? Vamos a esperar. Las reglas del deporte están en constante movimiento, y quizás en un futuro, basado en la experiencia, las tendremos que cambiar. Pero de momento lo que dicien los estudios científicos e la ventaja en pruebas de 400 a 1.500.

Las zapatillas también son un tema controvertido

Afortunadamente ahora existe un sistema para calibrar si un modelo es válido o no. Se trata de una cuestón de equilibrio. Todo evoluciona en el deporte y también tienen que hacerlo la zapatilla, dentro de unos límites que no perviertan el espiritu del deporte. Hay muchas marcas de zapatillas que invierten en el deporte, no sólo como patrocinio, sino también en una federación o en un atleta en concreto. Y que tienen una importante división de investigación detrás y fabrican zapatillas no sólo para mejorar las marcas sino para hacer el deporte más seguro y que no sufran los atletas lesiones. Alcanzar ese equilibrio es lo que pretendemos y estamos consiguiendo. Se ha visto a McLaughlin ganar con New Balance, Muhammad llevaba Nike, Warholm, Puma. Muchos atletas de 200 calzaban Adidas. Mi instinto me dicen que para el próximo año todos estarán más o menos al mismo nivel tecnológico. [Como miembro de una comisión, Raúl Chapado es un experto en la materia y Sebastian Coe, le pide que lo explique. Las pistas también han evolucionado, un 2 por 3 ciento más rápidas. Hay que entender que no hay escenarios perfectos. Que hay pistas más rápidas, pistas más lentas. En todos los deportes tienen que buscar el equilibrio del desarrollo tecnológico.

¿La gente no va a creer que se ganan medallas sólo por la inversión?

Para batir récords no sólo es necesaria la tecnología. Es una parte más. También se incluye el entrenamiento, el talento, el desarrollo de las habilidades, la concentración, el tipo de pistas que haya… Mondo ha dado con una muy buena después de muchos años de trabajo. A ver, no nos engañemos, ninguna marca de zapatillas va a hacer un modelo para que quienes las usen corran más lento. Las zapatillas son mejores que hace cinco años, de la misma manera que hace 40, cuando yo corría, eran mejores que 30 años atrás. Pero que McLaughlin haya batido el récord, que Warlhom haya batido el récord, ha sido porque han llegado en un gran pico de forma. Han entendido el momento y no lo han alcanzado seis semanas antes para ganar un mitin de la Diamond League. Tenemos un grupo de trabajo formado por mucha gente, científicos entre ellos, y vamos a seguir emitiendo informes, el próximo seguramente antes de Navidades, sobre ello.

¿Podría explicar las razones por las que han introducido ronda final en los concursos de la Diamond League?

Primero hay que entender dónde se produce esto. No se da en unos Juegos Olímpicos o en unos Mundiales, donde hay ocho horas de retransmisión y no dos. Hemos hablado con muchos operadores de televisión: de España, de Italia, de Gran Bretaña, de Alemania… Y todos nos dicen lo mismo: que no quieren mostrar los concursos y que, puestos a elegir, se quedan con la jabalina, la pértiga y el salto de altura. Estamos intentando innovar. Aunque venga de la pista, a mí me gustan los concursos. Y quiero un deporte que sean carreras y concursos. Me podría sentar y quedarme quieto y no hacer nada. Pero queremos ayudar a los concursos y se nos ocurrió esta fórmula. ¿Que eso no es atletismo? Mi responsabilidad es buscar fórmulas distintas. Cuando yo corría 800 metros llegabas a la final, ganabas, y daba igual qué tiempo habías hecho en primera ronda. ¿Que no es lo mismo? Bueno, pero hay debate.

¿Por qué han decidido trasladar los Mundiales de 2022 a julio, donde estará el Tour de Francia…

Una vez que se movieron los Juegos Olímpicos, mi objetivo ha sido no sólo salvar a World Athletics, que somos la Federación más fuerte, sino hacerlo también a federaciones continentales. O los Juegos de la Commonwealth, que para ustedes no tienen mucho impacto, pero están 74 países desde Gran Bretaña a Kenia, pasando por Canadá… Había que cuadrar ese calendario así y, además, la NBC, que pone mucho dinero, también quería que no coincidiese con el Open Británico porque es una de sus mejores inversiones. Era muy complicado cuadrarlo todo en 2022.

De alguna manera, esto de Tokio puede recordar a los de México 68. Nueva tecnología, nuevas zapatillas…

Doha fue el mejor Mundial en marcas, así que tampoco es extraño que ahora se produzcan estas marcas.Es una buena pregunta. De alguna manera, sí. En México 68 llegaron las pistas sintéticas, más tecnologia, las zapatillas, también influyó la altitud. (Como en Tokio la humedad) Aquí Mondo ha conseguido que los atletas de fondo noten que salen con las piernas frescas y que los velocistas digan que es muy rápida. Es la combinación ideal.

¿Cree que lo está haciendo bien al frente de World Athletics?

No me corresponde a mí decirlo, pero creo que el atletismo está ahora en evolución, por encima del resto de los deportes olímpicos. Estamos creando, innovando, hablando con muchos patrocinadores. Financieramente estamos bien. Nuestros atletas están corriendo bien, están fuertes. Han sido resilientes