Polémica en San Francisco: los atletas del maratón deberán llevar mascarilla en ciertos tramos

La normativa recoge el uso obligatorio de la mascarilla en tramos abarrotados, como la salida y la llegada, así como los kilómetros que transcurren por el Parque Nacional

Carrera en China en la que fue obligatorio el uso de mascarilla
Carrera en China en la que fue obligatorio el uso de mascarilla

El uso obligatorio de la mascarilla en determinados tramos del maratón de San Francisco, que se disputa este domingo, ha desatado la polémica entre muchos de sus corredores, que creen que el desarrollo de un evento deportivo al aire libre no necesita de esta medida de protección frente al COVID.

Pero la organización de la carrera ha planteado unos estrictos protocolos contra el coronavirus, entre los que destaca el uso de la mascarilla en carrera en muchos tramos de las diversas distancias que se llevarán a cabo: 5km, 10 km, medio maratón y maratón.

De hecho, en los 5 kilómetros la cubierta facial es obligatoria en todo el recorrido, mientras que en el maratón lo será en tramos concurridos, como la salida y la llegada, así como en los kilómetros que transcurren por el Parque Nacional -casi 10 kilómetros-, cuya normativa específica incluye esta obligatoriedad aunque se trate de una zona al aire libre.

Aunque los estudios han demostrado que no es perjudicial para la salud llevar mascarilla durante el ejercicio moderado -de hecho se recomendó en momentos en los que la incidencia del virus era muy alta-, el proceso de vacunación ha permitido flexibilizar estas normas, sobre todo cuando el deporte es al aire libre.

Son pocas las carreras populares en las que se han visto mascarilla durante su desarrollo. La primera prueba que se celebró en China tras la primera ola de la pandemia sí hizo obligatorio el uso de la mascarilla, mientras que en otras fue necesario durante el calentamiento y hasta la salida.

Los corredores que no usen la mascarilla en las zonas requeridas podrían ser multados por el Servicio de Parques Nacionales o enfrentarse a la descalificación.