Lupita González apela su sanción al TAS… y le caen cuatro años más

Lupita González apela su sanción al TAS 20 kilómetros marcha de Río 2016 trembolona Dopaje

Lupita González, plata olímpica en los 20 kilómetros marcha de Río 2016 y mundial en Londres 2017, le ha salido carísimo apelar su sanción de cuatro años por consumo de trembolona, un esteroide que sirve para aumentar la masa muscular y quemar grasas.

La marchadora mexicana, que fue ‘cazada’ en 2018 y sancionada inicialmente hasta noviembre de 2022, ha sido castigada con cuatro años más de suspensión (hasta el 15 de noviembre de 2026) tras demostrarse que su defensa incluía documentos falsificados y relatos contradictorios, según ha concluido el TAS con los datos aportados por la Unidad de Integridad del Atletismo (AIU).

González, de 32 años, apeló al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS por sus siglas en francés) pero su intento de revocar o al menos reducir su sanción para poder estar en los juegos de Tokio le ha salido francamente caro.

La AIU encontró que los recibos de un restaurante donde González afirmó haber comido carne contaminada fueron falsificados ya que había cerrado varios años antes de las fechas impresas, y también que falsificó un informe del hospital que indicaba que la atleta tenía anemia por deficiencia de hierro, según informa el portal de internet insidethegames.

Para colmo, la mexicana se sometió al polígrafo y admitió que había proporcionado recibos falsos, que había pedido a un amigo que diera un testimonio falso y que presentó pruebas médicas falsas.

La marchadora se excusó asegurando que fueron sus abogados los responsables de presentar pruebas falsas pero el juez único del caso, Lucas Ferrer, consideró que estos argumentos «no eran convincentes» y estuvo de acuerdo en que las acciones de González constituían un claro intento de manipulación.

González no podrá volver a competir hasta los 37 años por lo que esta nueva sanción pone muy en entredicho su regreso a la alta competición.