Semenya: «Están matando el deporte, el público quiere actuaciones extraordinarias»

Semenya no irá al Mundial Mente Atleta Tokio

Caster Semenya, doble campeona olímpica de 800 metros, no podrá revalidar su título olímpico en Tokio por la normativa de World Athletics referida al hiperandrogenismo, por la cual las atletas con una testosterona superior a 5 nanomoles por litro durante un periodo continuado de al menos seis meses no pueden competir en pruebas entre 400 metros y una milla (unos 1.600 metros) o deben medicarse para ello.

La sudafricana, que recurrió en febrero esta reglamentación ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, está inmersa en los 5.000 metros, donde busca la mínima para los Juegos de Tokio. En una entrevista a The Guardian, la atleta admite que este litigio «me está quitando el alma. Quieren que derribe mi propio sistema. No estoy enferma. No necesito drogas. Nunca haré eso».

Porque Semenya siempre se negó a medicarse para poder competir en la que ha sido siempre su prueba, los 800 metros. En cuanto al presidente de World Athletics, Sebastian Coe, Caster asegura que «el mensaje es muy simple. Como hombre, debería mirar a su [ex] esposa a los ojos y decirle: ‘Te di hijos. Si alguien estuviera tratando a nuestros hijos de esta manera, ¿cuál sería su reacción? Necesita pensar como un ser humano, no como el presidente de una organización».

Necesita pensar como un ser humano, no como el presidente de una organización Caster Semenya, sobre Sebastian Coe, presidente de World Athletics

Recientemente, Semenya se proclamó campeona nacional de los 5.000 metros, pero con un registro de 15:52.00, 42 segundos por debajo de la marca olímpica exigida de 15:10. «Puedo correr hasta los 40 años y por el momento soy lo suficientemente rápida para intentar mejorar», dice, antes de insistir en que el próximo Mundial en 2023 es un objetivo realista para los 5.000 metros.

La sudafricana descartó correr los 200 y admite que verá su prueba, los 800 m. «Siempre miraré los 800 m», dice Semenya, que tiene su mejor marca en la distancia en 1:54.25. «Quiero ver si estas chicas son capaces de correr en esos tiempos. ¿Estarán por debajo de 1:55? Vamos».

Mis niveles altos de testosterona son algo con lo que nací, es un trastorno. Sin embargo, no me convierte en la mejor. Ahí es donde entra la formación y el conocimiento Semenya, atleta

Semenya siempre ha defendido que su éxito se debe al trabajo. «Me entrené como una esclava para ser la mejor. He visto entrenar a Usain Bolt. Su entrenamiento fue una locura y el mío igual. Mis niveles altos de testosterona son algo con lo que nací, es un trastorno. Sin embargo, no me convierte en la mejor. Ahí es donde entra la formación y el conocimiento».

Por eso, la sudafricana recurrió a todas las instancias posibles para defender su presencia en las carreras de 800 metros sin necesidad de medicarse. «Los brazos de Michael Phelps son lo suficientemente anchos para que pueda hacer lo que quiera. Los pulmones de los nadadores son diferentes a los de otras personas. Los jugadores de baloncesto como LeBron James son altos. Si todos los jugadores altos tienen prohibido jugar, ¿el baloncesto sería igual? Usain tiene unas fibras musculares increíbles. ¿También lo van a detener? Mis órganos pueden ser diferentes y puede que tenga una voz profunda, pero soy una mujer».

La doble campeona olímpica asegura que su legado permanece y que está luchando por los ‘Caster Semenyas’ del mañana, por aquellos que no tienen voz. «Están matando al deporte. La gente quiere ver actuaciones extraordinarias y si yo fuera un líder, le daría a la gente lo que quiere. Seb Coe tiene que actuar en interés de todos los deportistas, pero ahora quiere ‘categorizarnos’. Está viendo a una atleta joven, a la que la organización ha tratado de detener, y lo ha convertido en político. Su trabajo es luchar contra la corrupción».

Fuente: marca.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *