13 récords del mundo EN año de pandemia

13 RÉCORDS DEL MUNDO EN AÑO DE PANDEMIA

La cosecha de plusmarcas universales bajo la pandemia casi duplicó la de 2019 a pesar del aplazamiento de los Juegos Olímpicos de Tokio

World Athletics ha escogido a dos saltadores -el pertiguista sueco Armand Duplantis y la triplista venezolana Yulimar Rojas– como mejores atletas mundiales del año 2020, pero la mayor parte de las gestas fueron obra de las estrellas del fondo.

En realidad, los 15,43 metros recorridos, de batida a aterrizaje, por Yulimar Rojas el 21 de febrero en Madrid, que constituyen un nuevo récord mundial de triple salto en pista cubierta, no pertenecen al período de pandemia. Por aquellas fechas medio mundo aún desconocía las verdaderas dimensiones de la tragedia sanitaria que se avecinaba y el calendario atlético aún no se había detenido en España.

Una semana después todavía se disputaron en Orense los campeonatos de España en pista cubierta, en los que Orlando Ortega, subcampeón olímpico de 110 m vallas, obtuvo un inédito doblete en 60 metros, lisos y con vallas. A partir de ahí se decretó el cierre. El coronavirus ya campaba por todo el mundo.

https://www.youtube.com/watch?v=sdb36PRR_Wg

El caso de Duplantis se parece al de Rojas, pues alcanzó su máximo rendimiento del año en febrero. El día 15, en la pista cubierta del Emirates de Glasgow, se elevó sobre el listón situado a 6,18 metros para establecer un nuevo récord mundial, esta vez absoluto (su plusmarca al aire libre es 6,15).

Durante el confinamiento, Duplantis animó el deprimido panorama atlético con los saltos en el jardín de su casa, a los que se sumó -desde la suya- su predecesor y amigo, el francés Renaud Lavillenie, y en cuanto pudo competir en un estadio ‘requeteconfirmó’ que los seis metros son para él una altura rutinaria.

Joshua Kiprui Cheptegei, un ugandés de 24 años que se había consagrado en los Mundiales de Doha 2019 ganando el título mundial de 10.000, después de haber sido, meses antes, campeón mundial de cross, trasladó su excelencia al año de la pandemia, derribando dos récords mundiales de mucho fuste.

El etíope Kenenisa Bekele, leyenda viva del fondo, se quedó este año sin sus plusmarcas mundiales de 5.000 y 10.000 en pista, que habían aguantado incólumes los ataques de dos generaciones y andaban ya por los quince años.

Cheptegei fue competitivo a lo largo de todo el año. El 16 de febrero batió en Mónaco el récord de 5.000 con un crono de 12:35.36 y ocho meses después, el 7 de octubre, derribó en Valencia el de 10.000 con 26:11.00, rebajando en seis segundos la marca de Bekele.

Récords del mundo de fondo en el año 2020

El confinamiento por decreto no detuvo los entrenamientos de los mejores fondistas, que se lanzaron, en cuanto les dieron rienda suelta, en busca de carreras con las que alimentar sus depauperadas cuentas corrientes.

De ahí que los récords mundiales fueran cayendo. También pasaron a la historia en distancias más largas. Los hombres batieron plusmarcas en 10 km en ruta (Rhonex Kipruto, 26:24, Valencia); una hora (Mo Farah, 21.330, Bruselas); medio maratón (Kibiwott Kandie, 57:32, Valencia).

Las mujeres lo hicieron en 5.000 (Letesenbet Gidey, 14:06.62, Valencia); una hora (Sifan Hassan, 18.930 m, Bruselas); relevos 4×1500 (Nike Bowerman, 16:27.02, Portland), y por tres veces en medio maratón: Peres Kipchirchir batió dos en carreras femeninas (1h05:34 en Praga y 1h05:16 en Gdynia) y Ababel Yeshaneh en prueba mixta con 1h04:31.

La cosecha de récords mundiales bajo la pandemia casi duplicó la de 2019. Aunque ruinoso para miles de atletas, 2020 no ha sido un año perdido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *